Make your own free website on Tripod.com
historiasvirtuales.com
Índice Documentos Bibliografía Links Email
Historias de Entre Rios
 Libro I Intro Cap 1 Cap 2 Cap 3 Cap 4 Cap 5 Cap 6 Cap 7 Cap 8 Cap 9 Cap 10 Cap 11 Cap 12 Cap 13 Cap 14 Cap 15
 Libro II Intro Cap 1 Cap 2 Cap 3 Cap 4 Cap 5 Cap 6 Cap 7 Cap 8 Cap 9 Cap 10 Cap 11 Cap 12 Cap 13 Cap 14 Cap 15
 Libro III Intro Cap 1 Cap 2 Cap 3 Cap 4 Cap 5 Cap 6 Cap 7 Cap 8 Cap 9 Cap 10 Cap 11 Cap 12 Cap 13 Cap 14 Cap 15


  Libro I
Capítulo 10
Los mapas de Piri Reis

 

Basándonos en documentos históricos de antigüedad comprobada, el primer mapa exacto del litoral sudamericano fue hecho tres años antes de la llegada de Juan Díaz de Solís al Río de la Plata. Según su autor, el turco Piri Reis, ese mapa fue copiado de otro que hoy tendría 2600 años de antiguedad. Contiene leyendas, ilustraciones, dibujos de la fauna y habitantes de las diferentes zonas. Los rios fueron marcados con líneas gruesas y las aguas poco profundas con puntos rojos. La colección completa tiene 210 mapas parciales del mundo con el título genérico de Libro de los Mares. Fueron trazados sobre pieles de gacela de 85 x 60 cm.

Piri Reis El director del Museo Nacional Turco, B. Halil Eldem, descubrió estos mapas el 9 de noviembre de 1929 en Estambul, cuando el palacio Topkapi fue trasformado en museo de antigüedades. En ellos el Continente Antártico estaba dibujado detalladamente. Como esas tierras polares están cubiertas por una capa de hielo de hasta un kilómetro y medio de espesor, recién en 1958 se tuvo la tecnología necesaria para poder comprobar que aquel viejo mapa de la Antártida era exacto.

En 1953 Turquía envió copias de los mapas de Piri Reis al USA Navy Hydrographic Bureau. Al compararlos, el Departamento Hidrográfico de los Estados Unidos tuvo que corregir algunos errores en sus propios mapas.

Después de intensas investigaciones, se sabe que los mapas son documentos genuinos, dibujados desde 1513 por Piri Reis, almirante de la Flota Turca en el Mar Rojo y en el golfo Pérsico. Debido a su pasión por la cartografía, tuvo acceso a la Librería Imperial de Constantinopla (hoy Estambul). Los mapas encontrados en el palacio Topkapi de Estambul están fechados entre los años 1513 y 1528.

Fue en 1513 cuando Piri Reis, comenzó a confeccionar los mapasen la ciudad de Gallípoli, que en 1517 ofreció como regalo al sultán Selim I, conquistador de Egipto, durante un viaje que hizo por este país. Ya antes de este hallazgo, Piri Reis gozaba en Turquía de gran fama como cartógrafo, al conservarse hasta 215 mapas firmados por él, junto con un escrito marginal llamado bahriye, que es un comentario del propio autor. En él Piri Reis decía que para realizar esta compilación se había basado en mapas más antiguos.

Los fragmentos hallados forman parte de los planisferios -definitivamente perdidos, según se cree- que utilizaba el antiguo almirante turco. En el bahriye escribe Piri Reis: "Los dibujó el pobre Piri Reis, hijo de Hadj Mehmet, conocido como sobrino carnal de Kemal Reis, en la ciudad de Gelibolu (Gallípoli). Dios tenga misericordia de ambos, en el mes del santo Muharrem del año 919 (1)".

Entre los mapas realizados por Reis figura uno fechado en 1513, en el cual se incluye Gran Bretaña, España, África Occidental, Atlántico, parte de Norteamérica, Sudamérica y la costa de la Antártida hasta una zona por debajo de África. Como está rasgado, se sospecha que debió contener también Europa, Asia y Australia.

Un segundo mapa datado en 1528 abarca Groenlandia, Labrador, Terranova, parte de Canadá y la costa oriental de Norteamérica, hasta Florida. Piri Reis anotó en el bahriye que preparó sus mapas utilizando también 20 viejos planos y 8 mapamundis confeccionados en la época de Alejandro y que en ellos aparecía la totalidad del mundo habitado. Esta sorprendente anotación revela que estos conocimientos geográficos provienen desde los tiempos de Alejandro Magno (siglo VI antes de Cristo).

En un memorandum del 6 de Julio de 1960, Harold Z. Ohlmeyer, comandante de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, dirigido al Profesor Charles H. Hapgood del Keene College [Ver documento] le solicita hacer una evaluación de los todos mapas de Piri Reis. Le llama la atención que un mapa fechado en 1513 coincida notablemente con los datos recogidos por una expedición Sueco-Británica realizada en 1949. Los científicos han estado diciendo que la Antártida está cubierta por una gruesa capa de hielo desde hace millones de años, pero sin embargo, el antiguo mapa se basa en observaciones del continente Antártico sin dicho hielo.

El profesor Sarton, de Harvard, realizó un estudio de la escala y extrajo las siguientes conclusiones: las distancias entre los diferentes puntos eran exactas, tomando como baremo la medida griega estadio; la escala utilizada por Piri Reis fue derivada de la medición de la circunferencia de la Tierra que llevó a cabo Eratóstenes (siglo III - II a.C.) y que Piri Reis fue calculada precisamente en estadios (1 estadio = 186 metros). Tanto Reis como Eratóstenes sobrestimaron el perímetro del globo en un 4,5%. Restando esa diferencia a las escalas de los mapas de Reis, la exactitud con la realidad es asombrosa. Basándose en esto, Hapgood ha llegado a afirmar que los mapas de Reis son incluso anteriores a Eratóstenes, esto es, anteriores al siglo III antes de Cristo. Posiblemente de la época de Alejandro, como lo afirma el bahriye de Piri Reis.

Si bien no podemos saber con exactitud cuándo fueron hechos los mapas originales de los cuales Piri Reis copió los suyos, debido a que son un mapas azimutales está claro que fueron hechos en los que hoy es El Cairo, capital de Egipto.

El Profesor Charles H. Hapgood del Keene College comprobó que los mapas de Piri Reis fueron dibujados en trigonometría plana, con latitudes y longitudes en ángulo recto, como en el cuadriculado tradicional. Hapgood mandó sus mapas y notas a Richard Strachan del MIT (Massachusetts Institute of Technology), que le contestó en 1965 diciendo que los autores de esos mapas debieron usar trigonometría esférica, proyecciones la curvatura de la tierra y una considerable exactitud en la circunferencia del mundo. Todo ello implicaba un altísimo nivel de conocimiento.
Piri Reis azimutal
A partir de 1940, una serie de museos y bibliotecas adquirieron las copias de estos antiguos fragmentos de mapamundi. En 1954 algunas de estas hojas fueron a parar a la mesa de trabajo del cartógrafo norteamericano Arlington H. Mallery, especializado en antiguas cartas marinas desde hacía décadas. Los mapas en cuestión fascinaron inmediatamente a Mallery, especialmente el de la Antártida.

Piri Reis corregido

En el curso de los trabajos, Arlington Mallery solicitó la colaboración de su colega Walters, del Instituto Hidrográfico de la Marina de los Estados Unidos. Walters no pudo ocultar su admiración ante la exactitud de las proporciones y distancias entre el Antiguo y el Nuevo Mundo, porque en 1513 el mapa de América era completamente desconocido. La misma sorpresa le produjo la localización de las islas Canarias y de las Azores. Ambos investigadores observaron también que, o bien Piri Reis no utilizó las coordenadas habituales en su tiempo, o bien consideró que la Tierra era redonda y lo tuvo en cuenta al trazar su mapa.

Mallery y Walters decidieron investigar las cosas a fondo. Para ello fabricaron una especie de rejilla que les permitía leer los datos y dimensiones del antiguo mapa transfiriéndolos a un moderno globo terráqueo. No sólo los contornos de la costa americana, sino también los de la Antártida, correspondían con toda exactitud.

Extremo Sudamericano En el mapamundi de Piri Reis el extremo sudamericano de la Tierra del Fuego se prolonga en una estrecha franja a modo de apéndice que casi enlaza con la Antártida. Se comparó el mapa de Reis con los perfiles de tierra submarina. Hace unos 11.000 años existió dicho puente continental entre Sudamérica y la Antártida. Piri Reis representó con meticulosa exactitud los perfiles costeros, islas, bahías, y promontorios que actualmente no pueden verse a simple vista, porque yacen bajo una gruesa capa de hielo.

Durante el año Geofísico Internacional de 1957, se interesó también por los mapas el padre Lineham, antiguo director del observatorio astronómico de Weston y cartógrafo de la Marina Estadounidense. Su conclusión fue que los mapas, especialmente la zona de la Antártida, son increíblemente precisos con los comprobados en las expediciones antárticas que suecos, británicos y noruegos llevaron a cabo en 1949 y 1952.

 

Si bien no existe una conclusión lógica para este misterio, los mapas de Piri Reis cumplen con todo el rigor científico para ser considerados documentos históricos en toda la regla. No pueden ser ignorados, simplemente porque mucha gente ha sacado conclusiones raras como afirmar la existencia de antiguas civilizacioes exóticas o lo que es peor, que fueron confeccionados en la antiguedad por civilizaciones extraterrestres.

Para poder vivir tranquilos con nuestro actual conocimiento de la historia, los mapas de Piri Reis no deberían existir. Pero existen, aunque nos pese nuestra ignorancia.

 

[Capítulo 9] [Volver Arriba] [Capítulo 11]



(1) 

 Este mes en el calendario gregoriano corresponde al período ente el 9 de marzo y el 7 de abril de 1513. [Volver al Texto]